Ya te avisábamos el otro día de lo que iba a venir en estos días. Con motivo de las cenas y comidas navideñas de empresa, la DGT ponía en marcha un operativo navideño especial con un incremento considerable de los controles de alcoholemia, especialmente durante el día.

Ellos, que esperaban poner bastantes multas con esta medida, han debido quedarse bastante sorprendidos, ya que en uno de estos controles, concretamente en uno situado en una zona de asadores de Madrid, no han podido poner ni una multa.

De 70 coches que pararon, todos sus conductores dieron negativo, 0.0. Ninguno había bebido ni una gota de alcohol; aseguraban que habían comido con refresco o agua.

Nuestra más sincera enhorabuena a estos conductores que han logrado superar la tentación de darse al vino bueno de la copiosa comida de Navidad y cambiarlo por algo que no pusiera en peligro su vida al volante.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×