El Ayuntamiento de Madrid ha establecido un propósito para este nuevo año. Éste, viene a indicar que no habrá casi escapatoria para los conductores que cometan infracciones porque se controlará todo lo que sucede en las calles de manera más rigurosa a la habitual  para mejorar entre los puntos fuertes la fluidez del tráfico y la contaminación en la ciudad.

Para ello y con objeto de que no se cuele ninguna infracción, se han activado ya los primeros protocolos que se habían venido anunciando durante meses y que en el presente año cobrarán más protagonismo que nunca. Un buen ejemplo de ello será la rapidez y mayor frecuencia con la que la grúa efectuará la retirada de los vehículos mal aparcados y captados por los coches o cámaras del SACE (Servicio de Apoyo al Control de Estacionamiento). Un motivo que ya no sólo afectará a los que aparquen en sitios prohibidos sino también a los que dejen su coche en doble fila y con los que hasta ahora se había sido más benevolente.

Otro de los puntos que preocupa especialmente a las autoridades y con el que no tendrán piedad en los sucesivos meses, es con la velocidad y sus excesos. Esto supondrá a los controles ya existentes, la incorporación de nuevos radares móviles que llegarán a unos 200 puntos de Madrid dando prioridad a las zonas de colegios y vías rápidas. También verá la luz el ambicioso proyecto de instalar en la M-30 el dispositivo capaz de poner multas a ocho carriles distintos. Un auténtico terror para los conductores.

Y también con el objetivo de lograr una ciudad menos contaminada se va a poner especial énfasis a la antigüedad y emisiones de los coches. Una cuestión directamente relacionada y que desde los propios parquímetros inteligentes instalados en junio, capaces de detectar los años de los vehículos, harán pagar más o menos a sus conductores según su nivel de contaminación en la ciudad. La posibilidad de ampliar los horarios de los estacionamientos regulados también es una idea que está en el aire y que completaría el conjunto de armas con las que se ha declarado una guerra total a los conductores de Madrid.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×