Pregonar con el ejemplo precisamente es lo que no ha hecho el responsable de Tráfico de Girona que ha sido pillado a 160 km/h en la A-7, motivo que no sólo le ha supuesto una multa de tráfico sino que también le ha obligado a dimitir de su cargo.

Los límites de velocidad son para todos sin excepciones y a veces los encargados de velar porque se cumplan las normas de tráfico son los primeros en saltárselas. Eso es lo que ha sucedido en Girona donde el jefe del Servicio Catalán de Tráfico, Narcís Clé, ha tenido que renunciar a su cargo por una multa de velocidad bastante vistosa e impopular.

Al parecer y para más inri, el que hasta ahora era jefe de Tráfico en Girona regresaba de una reunión sobre la seguridad vial que estaba presidida por el consejero de Interior, cuando fue pillado por los Mossos d’Esquadra a 160 km/h, lo que suponía superar en 40 km/h el límite máximo permitido para circular en las vías rápidas españolas.

Al tratarse de una infracción grave que conlleva una multa de tráfico de 300 euros además de la pérdida de dos puntos del carnet, unido a la repercusión mediática del caso, al cometer la infracción uno de los principales responsables en velar para que los conductores no cometan este tipo de comportamientos en la carretera, Narcís Clé se ha visto obligado a renunciar a su cargo.

Un final drástico, decidido a servir de ejemplo aunque mucha más eficacia y buen hacer habría sido conducir respetando los límites de velocidad por los que tanto se llevan multas de tráfico los conductores.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×