Después de lo que ha dado de sí, la posibilidad de que en algunos tramos de autovías se contemple un aumento de la velocidad a 130 km/h, parece ser que no será una medida inmediata de aprobarse el nuevo Reglamento General de Circulación y se atrasará a principios de 2014.

Según las estimaciones y previsiones, el aumento de velocidad en vías rápidas, no va a ser precisamente tan rápido e inmediato como se creía. De quedar fijada esta medida junto con los nuevos cambios previstos dentro del nuevo Reglamento General de Circulación, el conocido límite 130 km/h, no sería una de la prioridades. Este retraso, que indica que posiblemente podría entrar en vigor esta nueva indicación de velocidad para finales de año o principios de 2014, tiene su origen en los trámites y debates parlamentarios que no podrán llevarse a cabo hasta septiembre.

Asimismo, y como también fundamental motivo que afecta de lleno a este límite de 130 km/h y su implantación en los distintos tramos de las autovías españolas, está en que se tiene que hacer un análisis pormenorizado de los intervalos posibles para hacer efectiva y segura esta medida. Una razón que el propio ministro del Interior ha querido recalcar, dado que la monitorización de las vías es una tarea larga que implica el análisis de una serie de parámetros para que esto se haga efectivo.

Una idea que no será visible para cerca de un 20%  de vías de alta capacidad que no reúnen las condiciones necesarias para que sea posible este aumento de la velocidad, tales como que no se hayan producido anteriormente accidentes, que la vía esté en buen estado y que la climatología no tenga especial peso o incidencia.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×