Desde este lunes a más de 2.000 conductores les está tocando experimentar los cambios tanto teóricos como prácticos del nuevo examen de conducir. Con las modificaciones dictadas en base a lo estipulado desde la Unión Europea se pretende que se tenga una mejor formación, por lo que de manera concreta se pondrá especial empeño en la conducción eficiente y la autonomía, sin indicaciones del examinador.

El examen rápido y completamente dirigido no es suficiente ya para poseer el deseado carnet de conducir. La nueva prueba surgida a la sombra de las exigencias europeas cuenta con importantes novedades que todo futuro conductor debería conocer para saber lo que le espera. En primer lugar, el tiempo de la prueba, que antes no estaba sujeto a ningún orden estricto y que podía variar según la prisa o ganas del examinador, ahora estará fijada en tiempo como mínimo de 25 minutos para los permisos A1, A2, B y BTP, así como de 45 minutos para los permisos restantes.

Otro de los puntos claves en este nuevo examen de conducir se basa en la necesidad de saber conocimientos de mecánica, dado que el principio de la prueba, antes de iniciar la marcha, el examinador de forma aleatoria podrá pedir al aspirante que compruebe algunos elementos del vehículo, como el estado del nivel de los líquidos, el funcionamiento del parabrisas o cualquier pregunta dirigida a la demostración de conocimientos técnicos del vehículo.

La novedad más importante que encontramos en este nuevo examen radica en la conducción autónoma. Ésta tendrá una duración de 10 minutos y hará que los futuros conductores demuestren independencia y autonomía al volante, al seguir un recorrido sin ningún tipo de indicación por parte del examinador. Éste sólo podrá matizar cuando se da el inicio de la marcha y el destino final al que se quiere llegar, para que el alumno decida por su cuenta el recorrido  al que se enfrentará para llegar finalmente al destino propuesto. En algún caso se podrá contar con ayuda de GPS si el vehículo lo incluye, aunque igualmente el aspirante será el encargado de programarlo.

Por último y para no cambiar todo de un plumazo, se seguirá manteniendo la práctica que se ha llevado a cabo en España durante todos estos años de conducción guiada como colofón al examen. Otro cambio digno de mención tiene que ver con la comunicación de los resultados, que antiguamente era una responsabilidad que recaía exclusivamente en los profesores. Sin embargo, a partir de hoy, serán los examinadores los que den la cara y expliquen a los aspirantes los fallos y finalmente el resultado.

Autonomía e independencia las nuevas claves para salir airosos del examen del carnet.

Consejos de un examinador para superar el examen de conducir
La Escala de Examinadores de Tráfico está muy avanzada
500 nuevos empleos para examinadores de tráfico

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×