En la actualidad se trata de un tema polémico y candente en casi todas las tertulias con los amigos. Raro es quien no tiene ningún episodio que contar relacionado con multas y en concreto de radares. Estos tras las reparaciones que la Dirección General de Tráfico, llevó en verano, se convierten en los principales responsables de meter miedo a los conductores a la hora de pisar el acelerador. Sin embargo por contra de lo que pensemos no es una situación que tenga su origen en la actualidad.

El primer coche que tuvo el ‘honor’ de ser fotografiado por un radar en España, fue un Renault 8, allá por la fecha de 1973. Este descuidado conductor circulaba a 65km/h en una zona en la que sólo estaba permitido ir a 50km/h. En la actualidad no lo consideraríamos como ninguna temeridad pero en su momento esto trajo consigo el pertinente escándalo. Y la prueba de la sanción la recogió un radar móvil que se trataba de un Seat 124.

Un ejemplo más de que no se ha inventado nada nuevo y que las multas siempre han sido un problema que ha llevado a los conductores de cabeza.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×