El-peligro-que-esconden-los-semáforos-con-radar

En la insistencia de vigilar que los conductores cumplen con rigurosidad las normas, se puede pecar por vulnerar la seguridad vial  de una forma sencilla pero muy obvia. El factor que pone en peligro a los conductores se encuentra en los radares de semáforo, tal como ha determinado un reciente estudio que incide en que el tiempo y las detenciones obligadas pueden terminar en consecuencias mucho mayores.

La idea de terminar con los excesos de velocidad en ciudades ha hecho que proliferen y que se encuentre una alta rentabilidad y rendimiento de los semáforos con radar. Sin embargo la obligación a la que nos conducen también nos lleva a una respuesta temeraria según este reciente estudio, tal como se considera desde el propio Reglamento General de Circulación.

El motivo que nos viene a señalar como un peligro a estos semáforos con radar, se basa en que se obliga a los conductores a reducir la velocidad de 50 a 0 km/h en un segundo, impidiendo un tiempo de reacción suficiente para cumplir con la distancia frontal que se solicita en toda vía y con todo vehículo. La propia Dirección General de Tráfico (DGT) determina que esta distancia frontal que se tiene que mantener entre vehículos, resulta el equivalente a cuatro segundos, pero si llegamos a un semáforo con radar y éste pasa a ámbar, se tiene que producir la detención de golpe para evitar que el radar salte y multe, dejando de margen como máximo tres segundos de reacción.

El conflicto entre seguridades

Un motivo de peso para que se ponga en cuestión y revisión a partir de ahora, la metrología aplicada a los semáforos y que de esta forma no se produzca un choque entre diferentes formas de ver la seguridad vial, que finalmente puede provocar la indefensión de los mismos conductores.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×