Para los famosos ser protagonistas de determinados episodios con multas de tráfico e incluso llegada la ocasión, pérdida de puntos del carnet, supone una losa más, al trascender sus conductas en la sociedad y ser ejemplo y referentes tanto de niños como mayores.

No es lo mismo que una infracción sea cometida por alguien anónimo que por una estrella del deporte, aunque su pertinente multa de tráfico sirva igualmente para regenerar las arcas del Estado. Cuando un famoso recibe una sanción por conductas infractoras nada ejemplares, no sólo se juega el dinero u otras consecuencias que deriven de la acción, sino su propia reputación al ser auténticos escaparates para la sociedad.

Famosos como deportistas, políticos, toreros, periodistas, modelos, actores o cantantes son ejemplo de esfuerzo, compromiso, sacrificio o espíritu de superación, valores que deben de proteger para salvaguardar su imagen creada. Sin quererlo se convierten en modelos sociales y para ellos determinados tipos de fallos pueden salir más caros que al resto de mortales.

Un comportamiento inadecuado como conducir en estado de embriaguez puede terminar con contratos millonarios además de ser auténticos peligros al volante, que es el punto que más preocupa a la Dirección General de Tráfico (DGT), además del efecto copia o imitación que puede afectar a los miles de fans o seguidores que siguen y admiran a estos famosos.

Por ello para preservar el trabajo que se hace en las campañas de seguridad vial, Tráfico va a apostar porque desde distintos sectores se trabaje y se lleven a cabo cursos de seguridad vial. De esta forma no se echará por tierra todo el trabajo a la espalda cuando un famoso es protagonista de acciones penalizadas con multas de tráfico escandalosas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×