El radar que funciona según la campaña electoral

En momentos donde interesa tener al pueblo contento porque están los votos en juego, desde los ayuntamientos se realizan sorprendentes maniobras que dejan muchas conclusiones al destape para el lector. Los radares se suprimen sin ninguna importancia reflejando lo poco que afecta para la seguridad vial este tipo de decisiones por contra de lo que se hace creer a los ciudadanos.

Cuando hay en juego votos, se cambian con celeridad las prioridades que hasta el momento venían funcionando en los municipios. Un cambio tan radical como visible que recientemente es lo que ha sucedido en Fraga, municipio de la provincia de Huesca en donde se ha producido una inversión de funciones al vehículo radar que hasta hace poco era el encargado de operar para que no se cometiesen infracciones en sus vías.

Frente al aviso publicado el 5 de mayo en la conocida red social de Facebook, en donde se especificaba la campaña de control de velocidad que este dispositivo de control llevaba, ayer se interrumpía esta forma de operar por parte de la Policía Local de Fraga, para dejar un lacónico mensaje en donde la policía explicaba la suspensión del uso del citado radar.

Radares selectivos según prioridades de los ayuntamientos

Al parecer por petición de Alcaldía, este radar ya no iba a realizar más controles de velocidad en la ciudad. Una maniobra que no ha sido vista con buenos ojos por parte del resto de candidatos a la alcaldía, considerando esta decisión totalmente populista, que “busca lavar la imagen, haciendo de esta medida un todo vale que se extiende a la seguridad vial”.

Ciertos cambios que ponen en cuestión la fiabilidad de los radares para su trabajo con la seguridad vial y como método para evitar las infracciones, al poder sustituirse o cancelarse cuando otras cuestiones (como las elecciones) piden prioridad.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×