El radar vasco imposible de detectar

Para afinar más en el número de multas y sembrar el terror entre los conductores, surge un nuevo tipo de radar en tierras vascas. Actualmente se encuentra en pruebas, pero su destino es que pronto pueda estar operativo imitando a los que se utilizan de manera más generalizada en Norteamérica.

La policía autonómica del País Vasco está poniendo a prueba en las carreteras de Guipuzcoa su nuevo radar. Una pistola láser que a la función de controlar y detectar todo tipo de excesos de velocidad, cuenta con la particularidad de que no hay hasta el momento manera posible de que se pueda detectar este dispositivo de control con algún tipo de tecnología por parte de los conductores.

Cuentan con ventajas por todos los lados para los agentes, dado que son relativamente baratos, en torno a los 5.000 euros, de fácil instalación y pueden controlar varios carriles independientemente del sentido de la circulación en el que esté situado. A esto se le suma su gran mérito, que reside en que son imposibles de detectar, logrando fotos de alta resolución además de la posibilidad de grabar también en vídeo las supuestas infracciones.

Un radar para multar más

Un auténtico terror para los conductores que basa su pronta incorporación en las carreteras en el argumento de que con este tipo de radares se reducirán los accidentes de tráfico. Un razonamiento que no convence en absoluto a los conductores, que ven en estos dispositivos de pistola láser una mayor posibilidad de que se incrementen las multas de tráfico sin tener elementos para su lucha.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×