Pros y contras del autolavado

¿Es bueno el autolavado para el coche?
A la mayoría de los conductores les gusta llevar el coche limpio. Pero como no siempre tienen tiempo o ganas de lavarlo a mano, más a menudo de lo que muchos querrían terminan por meterlo en un autolavado. Pero ¿es tan malo como dicen?

Que el autolavado es la forma más cómoda de lavar el coche es una realidad innegable. No obstante, muchos conductores piensan que el coche se estropea, que la pintura se raya y que, incluso, pueden arrancar la antena.

Desde Autocasión han querido arrojar un poco de luz sobre este tema tan controvertido. Así, lo primero que han querido destacar que un autolavado de rodillos no es necesariamente igual a otro, y que estas máquinas están muy optimizadas.

Los contras del autolavado

El problema no es llevar el coche al autolavado. El problema, en cambio, es a cuál lo llevamos. Y es que algunos centros de lavado están muy bien mantenidos, renovados y funcionan muy bien. En el lado contrario de la balanza están los que llevan sin renovar los rodillos desde hace años, así que efectivamente podrían rayar la carrocería del coche.

Así pues, el problema no es tanto el autolavado como la falta de mantenimiento. El momento en el que los rodillos estén sucios o demasiado desgastados, la pintura se podrá erosionar. Actualmente, otros dos factores que nos pueden hacer desistir de ir a un autolavado en mal estado de conservación también tienen que ver con el impacto sobre el vehículo. Y es que se podrían ver afectados los faros, ya que actualmente se fabrican de plástico, y los daños en la pintura podrían ser mayores que hace unos años, ya que por motivo ecológicos y ergonómicos cada vez es más fina.

Estas dos características se llevan bastante mal con los autolavados, sobre todo el tema de los faros delanteros de policarbonato. Las cerdas de los rodillos son muy abrasivas con ellos y eliminan la capa superficial que los protege de la radiación ultravioleta. El resultado es que, una vez que la han perdido, se ponen rápidamente mates y amarillentos.

¿Cómo es mejor lavar el coche?

Tal y como recoge el diario Abc, hay muchas alternativas al autolavado. Así, afirman que lo mejor es la pistola a presión, aunque también tiene peligros, ya que si el cepillo está sucio o tiene las cerdas desgastadas, podrá dañar la carrocería. Además, mucha gente frota ejerciendo demasiada presión.

Otro factor decisivo es que no olvidamos de que el secado del coche es tan importante como el lavado para obtener un buen resultado. En los autolavados el proceso de secado es el ideal, mediante una corriente de aire a alta velocidad que no genera ningún rozamiento peligroso con la pintura. Cuando secamos el coche a mano debemos usar una gamuza de buena calidad y enjuagarla con frecuencia para evitar que la suciedad que se deposita en ella pueda rayar la pintura.

Ventajas e inconvenientes

Finalmente, podemos resumir los pros y los contras del siguiente modo:

-Economizan mucho el gasto de agua.

-Son cómodos de utilizar.

-Su proceso de secado con aire.

-Erosionan mucho los faros de policarbonato.

-El resultado en las llantas suele ser malo.

-Pueden arrancar accesorios como la antena, carcasas retrovisores…

-Si no están limpios y bien mantenidos rayan mucho la pintura.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Cómo debemos actuar en caso de pinchazo?

Cómo reaccionar cuando nos quedamos sin gasolina

He perdido las llaves del coche. ¿Qué hago?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×