Las reglas continuamente son vulneradas, eso no nos pilla por sorpresa pero lo más preocupante de todo, en esta cuestión, es cuando esas mismas normas las transgreden los propios agentes de la ley aprovechando su posición, en vez de velar para que se cumplan. Esto viene al caso porque la Policía Nacional ha detenido a dos policías municipales de Madrid que intentaron extorsionar a un conductor de origen chino para quitarle una multa de tráfico.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado cuando una patrulla de la Unidad Especial de Tráfico de la Policía Municipal de Madrid paró a un coche con el fin de sancionarle por diversas infracciones cometidas. El conductor de origen asiático, tenía en ese momento 600 euros en efectivo por lo que los agentes le propusieron a modo de ‘trato’ no tramitar la multa de tráfico a cambio de 1.200 euros y como el dinero que portaba el conductor no era suficiente para sufragar la deuda, acordaron que le llamarían más adelante para concretar un lugar y hora para que él les diese el resto de la cantidad económica restante.

Suceso de Película

Este episodio más parecido a una película de gangsters que a un suceso cotidiano, se saldó con la detención de los dos agentes por parte de la Policía Nacional debido a que el conductor extorsionado dio el aviso pertinente y denunció los hechos. Los detenidos que mandaron para su operación a un intermediario que reconoció los hechos y su implicación en el caso, han sido suspendidos de empleo y sueldo además de abrirles un expediente por un comportamiento alejado de toda justificación legal y moral.

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×