Dos nuevos radares fijos son la novedad del verano en Galicia destinados a controlar la velocidad de los conductores. En concreto uno instalado en la carretera nacional VI en Lugo y otro en la autovía del Cantábrico (A-8) a su paso por el municipio de Barreiros.

Aprovechando los desplazamientos del verano y la creciente proliferación de multas de tráfico en esta época, la Dirección General de Tráfico (DGT), no ha perdido la ocasión de poder estrenar en este preciso momento, dos nuevos radares en las carreteras de Galicia. Unas circunstancias que deben ser tenidas en cuenta por los conductores que aprovechen estos días de viajes por la zona y desconozcan los puntos exactos en los que se situarán desde ahora estos nuevos radares fijos.

Para ser más exactos, uno de estos nuevos controles fijos de velocidad está situado en la carretera nacional VI de Lugo en el punto kilométrico 503,100 en la subida hacia Garabolos y el otro radar fijo reciéntemente estrenado ocupa el punto kilométrico 528,100 de la A-8, a la altura de Barreiros dirección hacia Mondoñedo.

Unas nuevas incorporaciones que aparecen en el momento de más desplazamientos del año, con el fin de controlar la velocidad de los conductores y de paso recaudar en multas de tráfico. Por ello conocer los rincones exactos donde se ubican los radares fijos de la provincia de Lugo, así como los del resto de España, nos evitará conducir a ciegas y sortear muchas sanciones en lo que dure el verano.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×