De cara a los desplazamientos en estas fechas coincidiendo con el Puente de Mayo, de nuevo Tráfico desplegará por las carreteras de toda la geografía española numerosos controles para vigilar que se cumplen las normas de seguridad. Entre maletas y enseres, no debemos olvidar que llevar un botiquín de emergencia no es obligatorio pero sí recomendable ante cualquier problema que pueda surgir a la marcha.

Si de cara a un viaje preparamos equipajes, GPS, aplicaciones de móvil y todavía detectores de radar, aunque son sus últimos días, tampoco podemos olvidarnos de un elemento que aunque no obliga el Reglamento General de Vehículos puede resultarnos muy necesario al sufrir o presenciar un siniestro vial. Estamos hablando del botiquín de primeros auxilios que nos ofrecerá el kit más básico para poder actuar ante una emergencia.

Si hacemos caso al ejemplo de Alemania, donde el botiquín de primeros auxilios es tan obligatorio como la documentación que todo conductor tiene que llevar a bordo, este maletín de asistencia no debe de ocupar mucho espacio y estar elaborado con material plástico resistente a los golpes. Su contenido tendrá que portar lo más básico para curar quemaduras, hemorragias, cortes que se pueden sufrir en cualquier siniestro leve. Esto implicará el uso de tiritas, algodón, vendas elásticas, alcohol o agua oxigenada, esparadrapo, tijeras, pinzas, algodón, unos guantes elásticos y hasta una manta térmica.

Esta medida de seguridad deberá ser complementada con un móvil y su cargador, además de mapas que nos guíen y ofrezcan información de interés en caso de avería. Muy importante tener a mano teléfonos de centros médicos de la ruta que vamos a llevar para garantizar todas las precauciones en caso de que el destino nos dé sustos inesperados en los trayectos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×