Dentro del programa anual que tiene la Dirección General de Tráfico (DGT), inicia esta semana nueva campaña, esta vez enfocada en la seguridad del transporte escolar en las carreteras. Un control que se centrará principalmente al correcto uso del cinturón de seguridad en estos vehículos.

Como viene siendo habitual en el calendario, Tráfico dedica desde hoy y hasta el próximo 10 de noviembre, todos sus esfuerzos en el control del transporte escolar con una nueva campaña de vigilancia. En este caso y para asegurarse de que esta forma de transporte cumple con lo reglamentado y que no atenta contra la seguridad vial, la DGT hará inspecciones sobre los vehículos controlando autorizaciones, documentos, condiciones técnicas y principalmente con mención especial, los elementos de seguridad, tales como los cinturones y sistemas de retención.

Del mismo modo y considerando como extremo de gran importancia en este examen minucioso, se extenderá también la vigilancia al conductor en un esfuerzo por controlar sus permisos en regla y los tiempos de conducción y descanso que emplea para realizar correctamente su trabajo.

El transporte escolar supone la forma escogida por medio millón de padres para que sus hijos puedan acudir diariamente al colegio y posteriormente volver a sus casas. Se trata de un recorrido que en función de las cifras de siniestralidad resulta un modo seguro de viajar aunque en ciertos aspectos se tienen muchos puntos que pulir desde el punto de vista de Tráfico. Precisamente en este apartado de seguridad es en el que se está intentando incidir más con las continuas campañas presentadas, obligando no sólo a controlar la velocidad y distracciones, sino también los permisos y licencias, además del deber de llevar instalados sistemas de retención para los menores que en caso de accidente pueden resultar determinantes.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×