Después de la última campaña orquestada por la Dirección General de Tráfico (DGT) decidida a proteger al colectivo ciclista y coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad, los comentarios y críticas no se han hecho esperar, dado que varias asociaciones de ciclistas se han enfadado por la manera tan poco sutil de haber tratado el tema.

Coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad, Tráfico dedicó como todos los años una campaña dirigida para el colectivo ciclista destinada a integrar este sector en el transporte cotidiano en ciudades. Sin embargo su acción ha servido de polémica y motivo de enfado para varias asociaciones de ciclistas que consideran que han recibido “un trato insultante” con el anuncio expuesto en medios y solicitan ahora hasta dimisiones por ello.

El enfado y polémica se desprende de una cuña radiofónica en la que se tacha a los ciclistas de ‘estorbo’ diciendo: ‘Hay una palabra que define a los malos ciclistas: estorbo. Y otra a los malos conductores: peligro’. Esta afirmación que no sentó nada bien a las asociaciones de ciclistas, ha supuesto el desencadenante de una guerra incipiente en la que estos colectivos pretenden defenderse de lo que se les ha calificado como un “problema y no como parte de una solución”.

Por ello y ante este estallido de ira del colectivo ciclista, al considerar que se sigue priorizando y respetando más al resto de vehículos que a las bicicletas, las distintas asociaciones movidas principalmente por la Coordinadora Catalana de Usuarios de Bicicleta (CCUB) han decidido solicitar dimisiones en Tráfico, por haber reflejado que los ciclistas son un problema en vez de considerarlos como vehículos con sus respectivos derechos y obligaciones.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×