La imagen del ciclista se empaña en ciudades

Toda convivencia implica unos desgastes y esto es lo que está sucediendo con las bicicletas en las ciudades. Su aparición y frecuencia, el hecho de que cuenten con menos espacios para su circulación libre y que por esa misma razón invadan otros espacios destinados a los peatones, les ha granjeado críticas que coinciden también con los que enjuician a los vehículos a motor poco respetuosos con este colectivo.

Según la última encuesta barómetro realizada en Cataluña la imagen del ciclista respetuoso ha perdido puntos entre los ciudadanos. El motivo que basa su conclusión es que existen un total de 2,8 millones de catalanes usuarios de la bici, de los cuales no todos saben montar bien, representando un peligro para la seguridad vial y en concreto para el colectivo más vulnerable, el de los viandantes.

La falta de espacio y la interacción entre coches, motos, peatones y bicicletas ha dado lugar a que en este escenario se presenten serias dificultades para la convivencia, destacando principalmente la bajada de popularidad de los ciclistas que en dos años ha experimentado una caída casi de cuatro puntos entre las posturas de los transeúntes.

Las principales críticas a los ciclistas

Las principales críticas que se achacan a este colectivo en ciudad, residen en que no todos toman las oportunas medidas para minimizar los riesgos de compartir ese espacio tan cuestionado en la actualidad. De esta forma la falta generalizada del casco entre los ciclistas, la práctica aunque más extendida pero todavía insuficiente de las luces cuando falta visibilidad y la circulación por todo tipo de zonas sin atender siempre a las señales o indicaciones, se alzan como los principales motivos que han hecho que este tipo de usuarios pierdan puntos de reputación en las urbes.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×