El 90% de la información que recibe un conductor para tomar decisiones llega a través de los ojos y 6 millones de conductores no tienen una capacidad visual suficiente. Por lo que para reducir la siniestralidad en las carreteras es imprescindible un mayor rigor en las pruebas de aptitud psicofísica para la obtención del permiso de conducir.
El estudio elaborado por la Asociación Visión y Vida bajo la coordinación de la Universidad Politécnica de Catalunya y con la participación del RACC deja muy claro que si aumentaran las restricciones por razones de visión, los accidentes de tráfico disminuirían.
Entre los resultados del informe destaca que el 24% de los conductores -seis millones- presenta algún problema visual y que más de la mitad de los conductores lleva gafas con una graduación inadecuada. Lo cual desvela que los exámenes visuales que se realizan para la obtención y renovación del permiso de conducir son poco rigurosos y exhaustivos.
Los datos ponen en manifiesto la necesidad por parte de la Administración de revisar el examen visual dentro de las pruebas de aptitud psicofísica necesarias para obtener el permiso de conducir. Según los autores del informa existen capacidades visuales que pueden ser medidas con mucha precisión, pero que la mayoría de los centros de reconocimiento donde se realizan este tipo de pruebas no disponen de los medios necesarios. Además, la normativa actual no contempla algunos aspectos como el examen de la visión de cerca, el daltonismo o la visión nocturna.

PyramidConsulting y Multayuda apoyan las buenas formas y la concienciación de los ciudadanos; no solo dependemos de lo que nos diga un médico, debemos ser conscientes de hasta donde podemos llegar.

El 90% de la información que recibe un conductor para tomar decisiones llega a través de los ojos y 6 millones de conductores no tienen una capacidad visual suficiente. Por lo que para reducir la siniestralidad en las carreteras es imprescindible un mayor rigor en las pruebas de aptitud psicofísica para la obtención del permiso de conducir.
El estudio elaborado por la Asociación Visión y Vida bajo la coordinación de la Universidad Politécnica de Catalunya y con la participación del RACC deja muy claro que si aumentaran las restricciones por razones de visión, los accidentes de tráfico disminuirían.
Entre los resultados del informe destaca que el 24% de los conductores -seis millones- presenta algún problema visual y que más de la mitad de los conductores lleva gafas con una graduación inadecuada. Lo cual desvela que los exámenes visuales que se realizan para la obtención y renovación del permiso de conducir son poco rigurosos y exhaustivos.
Los datos ponen en manifiesto la necesidad por parte de la Administración de revisar el examen visual dentro de las pruebas de aptitud psicofísica necesarias para obtener el permiso de conducir. Según los autores del informa existen capacidades visuales que pueden ser medidas con mucha precisión, pero que la mayoría de los centros de reconocimiento donde se realizan este tipo de pruebas no disponen de los medios necesarios. Además, la normativa actual no contempla algunos aspectos como el examen de la visión de cerca, el daltonismo o la visión nocturna.
PyramidConsulting y Multayuda apoyan las buenas formas y la concienciación de los ciudadanos; no solo dependemos de lo que nos diga un médico, debemos ser conscientes de hasta donde podemos llegar.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×