La multa de tráfico a un coche remolcado por una grúa se repite

De nuevo lo han vuelto a hacer y se han quedado tan tranquilos en un episodio que nos lleva al remoto verano. Y es que haciendo un pequeño salto en el pasado a modo de flash-back nos encontramos con que el Servicio Catalán de Tráfico, se ha empeñado en que la velocidad de los coches remolcados por una grúa, es completamente inapropiada y merece su castigo en multas de tráfico.

La historia se repite y bajo el mismo escenario de Tarragona aunque en este caso con distinta protagonista, de una sanción que al parecer está poniéndose peligrosamente de moda, Sònia Mirambell, vecina de Calafell (Tarragona), se ha llevado a su casa una multa de tráfico por exceso de velocidad aunque el vehículo ni siquiera rozase con sus ruedas el asfalto. Con una avería en Andorra y utilizando la asistencia en carretera como solución, se ha comprobado después la llegada de una multa, cuya sanción corresponde al ‘momento-grúa’ con el añadido de un problema de notificación.

Esta incompatibilidad vista a los ojos de todos, es la resultante de una situación que roza lo cómico, en donde se sanciona por rebasar los límites de velocidad a un vehículo que está siendo remolcado por una grúa, al presentar una avería. Pero para más inri, esta vecina de Calafell, no le fue notificado el primer aviso de la multa, para encontrarse finalmente con la sorpresa convertida en sanción justo “un día antes de poder recurrir”.

Denuncia pública de la multa injusta

El plazo para pagar voluntariamente la multa, que asciende a 100 euros , finaliza el próximo 23 de enero pero Mirambell ha decidido no conformarse y no cruzarse de brazos para denunciar su caso públicamente al considerar “una injusticia evidente” que no debería repetirse más.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×