Exceder los límites de velocidad es una de las multas de tráfico en la que más caen los conductores. Sin embargo cuando el castigo o cuantía es elevado, la probabilidad de que se vuelva a cometer la infracción se ve más reducida. Seguramente bajo esta explicación, el autor de la multa por exceso de velocidad más cara del mundo, se cuidará mucho de no pisar el acelerador más de la cuenta en las carreteras después de su costosa experiencia.

El título de ostentar la multa más cara del mundo corresponde a un conductor suizo adinerado que rebasó los límites marcados en la carretera por la que circulaba de 80 km/h, cuando tranquilamente se puso a 137 km/h en dicha zona marcada. Su infracción le costó la friolera de 200.000 euros, lo que automáticamente le hizo convertirse en el conductor que había pagado más caro su exceso de velocidad al volante.

La cifra que contemplamos como un poco desorbitada no tenía su origen en afán recaudatorio que es a lo que nosotros estamos acostumbrados, sino que seguía las directrices que marca el sistema suizo de sanciones de tráfico que funciona proporcional a los ingresos de los ciudadanos.

De esta forma, al tratarse el conductor de una persona adinerada que contaba entre sus posesiones con una flota compuesta de cinco coches de lujo entre los que se encontraba con el que había cometido la infracción y reincidencia en este tipo de acciones, su sanción económica al superar ampliamente los límites de velocidad impuestos, iba a ser del 20 ó 30% de sus ingresos.

Un buen pellizco en sus bolsillos que le ha convertido en un conductor que ha pagado una multa histórica por tener más dinero de la cuente, ¡valiente premio y récord!

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×