La postura correcta en el coche y fuera de él

La postura correcta para conducir

Muchos problemas de espalda podrían prevenirse teniendo una buena postura al sentarnos. En el coche, además, es un plus de seguridad.

Conducir en la postura correcta es mucho más importante de lo que parece. Esto se debe a que, además de ir más cómodo, mejorar nuestra salud y garantizarnos una espalda en condiciones, juega a nuestro favor en la conducción. Por eso, vamos a estudiar en qué consiste exactamente la postura correcta.

Un buee asiento para una postura correcta

El asiento de nuestro coche va a suponer un punto clave, especialmente cuando pasamos mucho tiempo en él. Así, debe estar a la distancia adecuada, tomando como referencia los pedales. Toda la pierna izquierda debe poder estirarse hasta el embrague sin estirarnos ni golpearnos la rodilla.

Además, el asiento no debe estar demasiado alto, ni tampoco demasiado bajo, obstaculizando la visión.

Intentar compensar estar recomendaciones poniendo un cojín en el asiento no sólo no es buena idea, sino que nos pueden poner una multa.

Adecúa la inclinación del respaldo

La postura correcta al conducir implica que el respaldo no está ni hacia atrás ni hacia adelante. Debe estar lo más recto posible, dejando un margen de 25 grados. Si los sobrepasamos, quedaremos o demasiado hacia adelante o demasiado reclinados, por lo que nuestros movimientos se verán afectados.

Una postura correcta implica, además, el reposacabezas: la parte superior de la cabeza debe ir apoyada en él. No sólo relajará nuestras cervicales, sino que, además, minimizará el impacto en caso de accidente.

Los espejos

Juegan un papel fundamental en nuestra visión del entorno. Así, gracias a los espejos tenemos una visión lateral y trasera fundamentales.

Debemos recordar que, cuando los espejos están adecuadamente colocados, también ayudaremos a mantener la postura correcta. Y es que no tendremos que estirarnos o inclinarnos para ver qué ocurre alrededor del coche.

Alcanzar cómodamente el volante

Según la normativa, ambas manos deben ir sobre el volante. Por ello, a la hora de buscar la postura correcta, deberemos tener en cuenta que mantendremos la misma posición mucho tiempo y ésta debe ser cómoda.

El cinturón no es incómodo

Debemos concienciarnos de que el cinturón de seguridad no es, en absoluto, incómodo. Con su uso se reducen las cifras de muertos en carretera, por lo que, inevitablemente, debe ser un indispensable en nuestra conducción.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La importancia de utilizar el cinturón de seguridad

Sistemas de retención infantil: cuestión de seguridad

Seguridad activa y seguridad pasiva del coche

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×