Ante la crecida de las multas de velocidad en los últimos años, en Málaga se combate esta infracción a base de radares. Un sistema infalibre que ha hecho que se dupliquen las sanciones respecto al año anterior, concienciando a los conductores de lo importante que es respetar los límites de velocidad.

En Málaga no reparan en gastos en la instalación de radares. Su buen resultado, hace que cada cierto tiempo se decidan a incorporar  nuevos controles para que los conductores tengan especial en cuenta la velocidad a la que deben circular. Su eficacia no lleva a ningún tipo de duda y sólo los cuatro radares fijos instalados por el Ayuntamiento de Málaga han duplicado ellos solos, la recaudación de multas por exceso de velocidad respecto al año anterior.

Una vigilancia minuciosa que hace que en las calles de esta ciudad andaluza se respete la velocidad máxima permitida en 50 km/h, salvo determinados puntos más sensibles en los que obligadamente hay que reducir hasta 40 y 30. El principal motivo que explica este incremento de un año para otro, corresponde al funcionamiento de estos radares, en total cuatro instalados en la Avenida de Andalucía, Calle Pacífico, Avda. Pintor Sorolla y Avda. Valle Inclán, que otros años no han tenido tanto protagonismo o estuvieron del todo operativos.

La presencia de estos radares fijos ha logrado cazar cada día en torno a 130 vehículos cuyos conductores excedían los límites impuestos, lo que ha heho que se disparen no sólo las expectativas sino la recaudación por estos motivos. Unos ingresos que chocan con la caída que se ha experimentado con el resto de sanciones como los malos aparcamientos o no atender a las señales. Buenos augurios aunque tomados con cautela, dado que sólo las multas por exceso de velocidad y la presencia de estos radares urbanos, son suficientes para desembolsar importantes cantidades.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×