La-seguridad-de-los-ciclistas-basada-en-pintura

Cuando creemos que no nos podemos sorprender más, aparece un nuevo método de seguridad que trastoca nuestras expectativas. Con una idea original, Volvo y la Compañía 100 han puesto una nueva medida para preservar la seguridad vial de uno de los colectivos más delicados: los ciclistas.

Las bicicletas han tomado el mando en nuestras ciudades. Su cada vez mayor presencia, así como la opción de transporte cada vez más generalizada, nos obliga a pensar en diversos aspectos para dotar a los ciclistas de seguridad. Considerando que son más vulnerables y que uno de sus principales problemas es que no son tan fácilmente vistas, se ha optado por un particular método que les haría visibles en ciudades y carreteras.

Esta misión se la han conferido de manera especial a un producto un tanto milagroso que no es más que un espray que rociado en nuestra ropa, casco o en la misma bicicleta, crea una capa de propiedades reflectantes, que hace que los ciclistas sean visibles incluso en la noche más cerrada y oscura.

Particularidades del espray mágico

Bajo el nombre de LifePaint se ha desarrollado este curioso aerosol pensado para los ciclistas y que lejos de arruinarnos nuestra vestimenta, dado que no deja ninguna señal tras su lavado, cuenta con una duración aproximada de una semana tras ser rociado. Para ir despertando conciencias y acostumbrando al personal interesado, próximamente se llevará a cabo una campaña con esta pintura como protagonista, para que los ciclistas se sientan visibles dentro de la jungla del resto de vehículos.