La-seguridad-vial-como-herramienta-electoral

En plena vorágine de las próximas elecciones, resulta ya casi una costumbre el ver cómo se engalanan las calles, se arreglan maltrechas aceras y hasta descubrimos marcas viales que no conocían el significado de la pintura. Un intento desmesurado por hacer gala de una preocupación con la seguridad vial que sin el peso del voto, carecería de interés alguno.

Como un ritual al que tristemente nos hemos acostumbrado los ciudadanos, en periodo de elecciones el tema de la seguridad vial se convierte en una prioridad para los ayuntamientos. Reparaciones masivas y sospechosas que vienen a buscar el mayor número posible de votos poniendo barriadas enteras patas arriba para que antes de la fecha luzcan espléndidas y sin rastro alguno del deterioro que hasta el momento acusaban.

Una realidad que pone de manifiesto el poco interés que se muestra con un tema de máxima importancia como es la seguridad vial en nuestras calles y carreteras y que se utiliza como arma arrojadiza o herramienta electoral para la captura de votos. Esto debería ser parte de los programas de los diversos partidos y no un caramelo goloso para obtener el apoyo ciudadano en un momento puntual y muy determinado.

Preocupación con las infraestructuras

Por eso no es de extrañar que ahora se repinten marcas viales, se construyan aceras o se reparen baches que hasta el momento eran lo más parecido a invisibles aun con las quejas constantes de los ciudadanos. Una acción que no busca la seguridad, sino el interés y que refleja, cómo la desidia puede ser aparcada hasta cuando hay intereses puestos en juego. Un riesgo más serio de lo que se cree, dado que un tramo que presenta irregularidades o no está bien señalizado, será siempre un peligro aunque no estén próximas las elecciones.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×