Con la llegada de 2014 han comenzado a poder verse los primeros cambios que este nuevo año nos depara. En el mundo del transporte y en concreto en los desplazamientos desde el aeropuerto de Barajas a cualquier destino ubicado en el interior de la M-30 en taxi, cuenta ya con una tarifa de precio fija.

Una medida destinada a evitar los timos y engaños que se practicaban a muchos turistas y que a través de la unificación y generalización de un precio estandar se intantarían erradicar. La cantidad establecida para este trayecto desde el aeropuerto madrileño de Barajas a estos destinos es de 30 euros que ya ha entrado en vigor.

Una idea que ha contado con una fuerte oposición por parte de la Federación del Taxi que agrupa cerca de 5.100 licencias, que consideraban esta nueva tarifa como una medida “desproporcinada y abusiva” y que no es la única con la que este medio ha comenzado el nuevo año. De esta forma también se ha encarecido el precio de la bajada de bandera los días laborables, pasando de 2,30 a 2,40 euros y hacía lo mismo durante la noche en jornadas laborables y durante el día en fines de semana y festivos de 2,35 a 2,90 euros. Unas subidas que contrastan con la bajada durante las noches de fin de semana que ha pasado de 3,10 a 2,90 euros.

También se introdujo un cambio en el coste fijo de cinco euros por solicitar un taxi por teléfono, venga de donde venga y sea la hora que sea. En la capital, esa tarifa no varía, pero sube a ocho euros para el resto de municipios del área de prestación conjunta (la conocida como zona B).

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×