La OTA (Ordenanza de Tráfico y Aparcamiento) ha supuesto una auténtica revolución en lo que a materia de multas se refiere. Desde su instauración los conductores tienen ahora más ojo en donde y como dejan su coche, han cambiado sus hábitos de estacionamiento, sin embargo y pese a la sombra continua de multas planeando ante cualquier acción indebida, los guipuzcoanos cuentan con su particular calvario que recibe el nombre de zona azul.

Los datos lo dicen todo y si ya es bastante sorprendente que con la OTA se han multiplicado las multas como lo demuestra el ejercicio de 2011 con un incremento del 98,4% respecto al 2010, tendríamos que concretar que prácticamente la mayoría de este porcentaje responde a sanciones propiciadas por el incumplimiento de la zona azul, en total un 73,4%.

Estas multas en la zona azul que son de 20 euros cuando se trata de infracciones leves, de 200 las graves y de 500 las correspondientes a muy graves, se han convertido en una buena trampa para los conductores que confiados más de la cuenta,  dejan sus vehículos en ‘el territorio marcado de azul’.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×