Poca gente en León puede presumir de no haber recibido nunca una multa del ORA y más desde hace cuatro meses en los que este tipo de sanciones se han disparado. Un hecho que tiene irritados a los conductores leoneses que denuncian que apenas hay un minuto libre en el que los agentes no estén firmando una papeleta de multas por este motivo.

La presión se ha vuelto más intensa de un tiempo a esta parte y ahora cualquier mínimo error al aparcar o por escasos que sean unos minutos en pasarse del tiempo estipulado de estacionamiento, no hay posibilidad que salve de una multa segura al conductor. Las exigencias impuestas  para cumplir esta normativa no perdonan una y eso queda reflejado en el registro, que ha experimentado una subida del 28% en el último cuatrimestre con respecto a los mismos meses del año anterior.

Una de las críticas que está recibiendo insistentemente esta importante crecida, es que esto no responde a que la actitud de los conductores sea ahora más negligente que antes con el sistema de cobro de aparcamientos, para alcanzar este número de sanciones que se ha disparado de 290 a más de 372. La crítica va más encaminada a determinar que este ritmo de sanciones viene marcado por lo que el Ayuntamiento de la capital leonesa reflejó en el presupuesto de 2013, en donde se fijaba que los ingresos por multas debían sumar 4,5 millones de euros, lo que supone un incremento de 1,5 millones de euros respecto a lo recaudado en anteriores ejercicios.

Esta necesidad por alcanzar unas cifras pactadas, es lo que defienden los afectados, como el verdadero motivo por el que estas multas de la zona azul se hayan disparado. Una medida que desde luego está demostrando en todos los municipios y ciudades españolas que supone un verdadero filón recaudatorio.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×