Las excepciones para que los niños se coloquen en el asiento delantero de los coches

El otoño trae una novedad relativa a la seguridad vial de los menores que viajan en el interior de vehículos. Un cambio consolidado en la modificación del Reglamento General de Circulación que afecta al uso del cinturón de seguridad, los sistemas de retención infantil homologados y la colocación de los menores en el interior de los vehículos.

Para estar en armonía con las nuevas exigencias, el Reglamento es claro al respecto y obliga tanto en vías urbanas como interurbanas al uso del cinturón de seguridad, salvo que el conductor por algún motivo o razón justificada esté exento de ello. Lo mismo sucede con los sistemas de retención infantil homologados para los menores de estatura igual o inferior a 135 centímetros, con la particularidad de que las ‘sillitas’ irán colocadas en el asiento trasero del vehículo.

Esta situación en caso de no cumplirse, será un nuevo motivo de multas de tráfico (200 euros y pérdida de 3 puntos del carnet, además de la inmovilización del vehículo)  a partir de Octubre por incumplimiento a lo que marca desde ahora en el artículo 117 del Reglamento General de Circulación. Las únicas excepciones que se contemplan dentro de esta nueva normativa en referencia a los menores y su traslado en el interior de vehículos, son las siguientes situaciones:

  • Si el vehículo no dispone de asientos traseros
  • Si todos los asientos traseros están ocupados también por menores de estatura igual o inferior a 135 centímetros.
  • Cuando en los asientos traseros no sea posible instalar el sistema de retención infantil

Ejemplos que en caso de multas de tráfico injustas por este motivo, deben de tenerse presentes para posibles recursos como pautas para una defensa justa, con la nueva normativa para cuando entre en breve en vigor.

Condiciones para completar la seguridad infantil

También se incide con este cambio, en la importancia no sólo de colocar el sistema de retención infantil en el asiento trasero, sino que también éste debe de ir de espaldas a la marcha del coche, para aumentar las probabilidades de que los niños salgan ilesos en caso de accidentes.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×