Ante la posibilidad de que el Ministerio de Industria considere que los concesionarios y talleres puedan pasar también la ITV, los empresarios que hasta el momento se han encargado de ella han decidido hacer frente a la posible modificación considerando que este cambio resta calidad y garantías en los servicios.

Las ITV han hablado alto y claro. La Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos entiende que de salir adelante la modificación del Real Decreto que regula el sistema de Inspecciones Técnicas, los usuarios saldrán perdiendo con el cambio. Esto lo defienden bajo la creencia de que “no se puede ser juez y parte en una actividad tan sensible como la seguridad vial”.

La liberalización del sector de las ITV supondría que tanto talleres como concesionarios podrían realizar también esas inspecciones, razón que les preocupa especialmente al considerar que esto puede dejar desarmados a los usuarios ya que no “se garantizaría la prestación de un buen servicio y podría tenderse a diagnósticos interesados”.

En resumidas cuentas, están haciendo referencia a un problema que afectaría a la seguridad vial, dado que la imparcialidad y amiguismo que podría derivarse de apoyar la liberalización, jugaría en contra finalmente de los propios conductores. Los empresarios afirman que las ITV, con sus inspecciones salvan vidas, evitan accidentes, mejoran el medioambiente y ayudan en la protección del consumidor ante la compra de vehículos.

Este sistema basado en la transferencia del Estado a las comunidades autónomas ha tenido con el tiempo sus propios cambios permitiendo en la actualidad que los propios gobiernos regionales sean los que establezcan sus modelos de gestión de las ITV. Un sistema que podría sufrir cambios radicales de terminarse con el monopolio que hasta ahora se ha tenido de las ITV.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×