La Comisión Europea ha aprobado para que se adopte de manera obligatoria el llamado eCall, sistema que permite hacer de manera automática llamadas a los servicios de emergencias en caso de que se produjese un accidente grave en la carretera.

Se trata de una importante apuesta por la seguridad vial, que podría salvar hasta 2.500 vidas al año, al permitir maniobrar con máxima rapidez a los equipos de urgencias tras el aviso automático del coche. El sistema de manera mecánica marca el número 112 tras producirse un accidente grave, indicando a los equipos de emergencias la localización exacta del vehículo además de aportar datos muy importantes sobre el estado del conductor en tan terrible situación: si está inconsciente o incapacitado para realizar la llamada telefónica.

De esta manera y tras el visto bueno que ha dado en esta materia la Comisión Europea, el sistema eCall se hará obligatorio a partir de octubre de 2015, fecha que se ha establecido como máxima para que todos los modelos nuevos de turismos y de vehículos industriales ligeros cuenten con esta nueva medida para la seguridad, integrada en sus automóviles.

Entre las posibilidades de información que aportará este sistema a los servicios de emergencia, destacarán los datos del accidente como la hora, posición del vehículo y sentido de la circulación que podrá activarse además de automáticamente, también a través de un botón manual destinado a que sea pultado por testigos en caso de accidente.

Una interesante idea para actuar con la máxima rapidez en el intento de salvar vidas, que puede que más adelante cumpla más funciones prácticas como por ejemplo ser localizador de vehículos robados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×