El próximo año se acerca y con ello las medidas previstas dentro de la nueva Ley de Tráfico. Unos cambios que han dado mucho que hablar a lo largo de todos estos meses, que también conllevarán oscilaciones en los precios de las multas. Por lo que para ir despejando dudas y teniendo las cosas claras acotemos los límites y las infracciones para cada caso.

En primer lugar  la estrella de los cambios lo constituye el límite 130 km/h en determinados tramos de autovías y autopistas. Una modificación muy pensada y solo apta para determinados puntos muy estudiados y debidamente señalizados por paneles de control. Este cambio no implica un aumento del precio de las multas de tráfico, sólo un incremento del límite. Conducir por encima de éste seguirá costando lo mismo.

Si nos centramos en el grado de gravedad de la infracción, encontraremos algunas variaciones con respecto al coste de las multas de tráfico. Por ello si estamos ante infracciones que sobrepasan en 30 km/h el límite de velocidad no experimentarán variación ninguna, pero si se circula por encima de los 130 km/h y hasta los 150 km/h pagaremos 300 ó 150 euros si se aprovecha el descuento del pago anticipado, perdiendo además dos puntos en el carnet de conducir.

La situación se hace más cara si estas infracciones se tratan de graves o muy graves, entendiéndose por ello circular entre 171 km/h  y 180 km/h manteniéndose los 400 euros de multa, 200 en el caso de pagar antes de los 20 días efectivos para el descuento y restando cuatro puntos al carnet de conducir. Más doloroso será si se circula entre 181 km/ y 190 km/h porque la multa será de 600 euros y seis puntos menos en el carnet de conducir. Se considera ya como muy grave conducir por encima de los 190 km/h, infracción que supera los 600 euros y que puede terminar con pena de prisión además de retirada del carnet de conducir.

La nueva Ley de Tráfico también experimentará cambios no sólo con los límites de velocidad, sino también con determinadas multas de tráfico que encarecerán su precio hasta el doble de lo que conocemos ahora, como son las que tienen que ver con la ingesta o consumo de alcohol y drogas que duplicarán su precio, pasando a valer de 600 a 1000 euros o el uso fuertemente castigado de detectores de radar: 200 euros de multa y pérdida de 2 puntos del carnet de conducir.

Y para los ciclistas también les toca controlar su parte de responsabilidad, llevando el casco obligatorio en ciudad para los menores de 18 años, así como los peatones que por algún motivo estén implicados en un accidente, que serán sometidos a un control de alcoholemia y drogas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×