Su profesión les obliga a pasarse la vida en la carretera. Esto les convierte en carne de cañón de multas de tráfico al jugar con el tiempo en su contra y tener más facilidades para cometer cualquier fallo. Pero entre todas las infracciones que pueden cometer existe un patrón que es el pecado en el que más normalmente caen los conductores profesiones.

Conocer las multas de tráfico más comunes en las que caen estos conductores especializados es interesante para no sólo corregir puntos débiles sino también ser conscientes que en todos esos casos siempre queda una vía de recurso para que la rutina no sea una buena excusa para recaudar con sanciones a este colectivo. De esta forma se ha podido saber a través de un estudio que la asignatura pendiente que más cara sale a los profesionales del volante viene dada por el propio estrés que les genera su trabajo.

Esto implica prisas, un exceso de conducción ininterrumpida y la falta de descanso diario. Unas infracciones que se intentan controlar a través del tacógrafo que regula estos tiempos y que con la incorporación de este elemento modo digital ha conseguido que se reduzcan estas sanciones aunque sigan siendo el principal quebradero de cabeza de camioneros y transportistas.

La crisis económica también ha jugado un papel fundamental para que las prisas y la conducción ininterrumpida sean tan habituales en los conductores profesionales. El encarecimiento de los carburantes, los horarios a cumplir y el miedo a perder un puesto de trabajo generan una presión en el sector que les hace saltarse estas normas, ocasionándoles estas multas de tráfico que se convierten en las más frecuentes.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×