Toda cuestión relacionada con la ITV debe ser tomada en serio debido a que puede ser motivo de multas. Esto se debe a que tanto a no tener puesto el distintivo que acredita que el vehículo ha pasado la inspección como el exceso de ellos, puede ser motivo de multas de tráfico.

Cuando se habla de la ITV los conductores pueden pecar tanto de exceso como en defecto y está tan sancionado el no contar con la pegatina distintiva que acredita que el vehículo se encuentra en perfectas condiciones para circular, como el hecho de acumular pegatinas de antiguas inspecciones en la parte superior del parabrisas.

Para llegar a esta conclusión se amparan en que un elevado número de estos distintivos que son la mejor muestra de que el vehículo posee cierta antigüedad, resulta un problema de visibilidad para el conductor, motivo considerado como una infracción de cara a la seguridad vial que trae consigo la pena de multas económicas que rondan entre los 100 ó 200 euros según se beneficien o no del descuento por pronto pago.

Una de las multas que produce más desconcierto entre los conductores al creer totalmente inofensivo el tener un buen número de pegatinas de la ITV, ya que se considera más una oda al mal gusto al alterar el orden estético del vehículo, que un motivo para recibir sanciones.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×