En este municipio de la provincia de Sevilla han decidido terminar de manera drástica y sin niguna pena con sus semáforos y utilizar para la regulación del tráfico las rotondas y demás señales que serán los factores determinantes a la hora de controlar e imponer las multas de tráfico a los conductores.

Tras apagarse el último semáforo en Écija, la localidad sevillana ha entrado dentro de las raras poblaciones que sobreviven sin tener a los semáforos como guía. Sin embargo, consideran que esta decisión que puede resultar mala en un principio como se podría considerar para la seguridad vial, tiene numerosas ventajas que no perjudican a la integridad de los ciudadanos, tanto peatones como conductores.

Entre las ventajas que se pueden considerar de este cambio,  destaca  el ahorro en luz originado por esta supresión de los semáforos que además se complementa con la eliminación de todo tipo de problemas que pueden derivar del mantenimiento y conservación de este tipo de señales de tráfico.

Del mismo modo, al sustituir semáforos por rotondas, garantizan que los accidentes que pudieran tener lugar, serían de una forma más leve que los que se producen en un cruce con semáforo donde el choque es directo y frontal frente a los oblícuos que se producen en las rotondas.

Finalmente y digno de no ignorar, es lo que afectará a las multas de tráfico la eliminación de los semáforos en Écija. Para los conductores, un motivo más para respirar, debido a que se terminarán con las sanciones de este tipo, además de las carísimas cámaras que muchos de estos semáforos cuentan para dictaminar si se respetan siempre los colores.

¿Argumentos suficientes para considerar esta medida como acertada para la seguridad? Sólo el tiempo lo demostrará.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×