La frecuente práctica de invadir el denominado carril bus, restringido únicamente a la circulación del transporte público se encuentra en aumento. Lejos de amedrentarse por las cámaras de vigilancia o las multas por este tipo de infracciones, las cifras no dan lugar a dudas del considerable incremento.

Para poner de manifiesto que los conductores no respetan el carril bus, tenemos el ejemplo de Córboba. En la ciudad andaluza se han multiplicado el número de sanciones y uno de sus grandes motivos se debe a la invasión de los carriles bus. En total las multas por ocupar este espacio restringido, han ascendido hasta la fecha  a 3.866 multas, 667 más que lo que se llevó en 2012, lo que hace un aumento del 20,8%.

Este considerable incremento no ha tardado en ser uno de los objetos de protesta principales de los profesionales del transporte público, que ven en esta práctica un grave obstáculo para ejercer su trabajo, razón que ha hecho que el mismo Ayuntamiento endurezca no sólo su vigilancia, sino también las sanciones por invadir el carril bus sin ningún miramiento.

Los puntos más conflictivos

De esta manera los tres puntos más conflictivos en lo que a carriles bus se refiere, el que se encuentra en el entorno de la Plaza Colón, seguido por el de avenida de América y el de Gran Capitán, se han convertido no sólo en un foco de multas para los conductores, sino también en el centro de todas las atenciones con las continuas quejas de los profesionales del transporte.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×