La primera batalla de su particular guerra la han vencido los conductores que creyeron en el #novullpagar, al determinar un juez que no existía obligación de pagar hasta finales de 2012, por lo que estas primeras multas de tráfico que les impusieron los empleados de los peajes, han sido anuladas.

La ley ha dado la razón a dos conductores que fueron de los primeros en multar por el movimiento #novullpagar. Sus recursos han prosperado y se han anulado las multas que el Servicio de Tráfico Catalán pretendía que pagasen por negarse a pagar dos peajes de la AP-7. Para ubicar estos episodios nos tenemos que remontar a la fecha del 14 de octubre y del 4 de noviembre de 2012, dato muy importante que ha sido determinante en la resolución del titular del juzgado contencioso administrativo número 1 de Girona.

Precisamente estas fechas, en las que seguía estando presente el vacío legal que no permitía que los empleados de los peajes tuvieran potestad para multar, ha sido la mejor razón y baza para que hayan prosperado los recursos presentados por los conductores. Una obligación que se estableció por ley a finales de ese año y que entró en vigor en enero de 2013, por lo que las multas de estos casos han sido anuladas al ser impuestas en fecha anterior a lo que se estableció por ley.

Estas dos sentencias se suman a la de un juzgado contencioso administrativo de Valencia que a principios del mes de septiembre anuló otra multa de la campaña #novullpagar. Varios ejemplos que están dando la razón poco a poco a los conductores que se quejaban de sistemas abusivos, así como de tener que pagar unas carreteras ya amortizadas y a hacer frente a los empleados de los peajes que en ese momento no tenían autoridad para imponer multas de tráfico.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×