La tarifa fija e inalterable de 30 euros por ir del aeropuerto a cualquier punto interior de la calle 30 de Madrid ha empezado a experimentar los primeros indicios de picaresca que toman por objetivo a los turistas principalmente extranjeros. Una situación que se ha puesto de manifiesto a través de un vídeo que ha desatado todas las alarmas.

El nuevo año trajo una novedad para el gremio de los taxistas de Madrid: la denominada tarija fija que introducía el Ayuntamiento y que marcaba el precio de 30 euros para los viajeros que se desplazasen en este medio desde el aeropuerto hasta cualquier punto interior de la M-30. Un precio que no siempre se cumple y que a través de todo tipo de triquiñuelas se está cebando con turistas extranjeros principalmente.

Lo que es una cantidad a pagar fija e inamovible ha encontrado la forma de seguir incrementando su valía a lo largo del trayecto tal como ha recogido este vídeo. Un duro golpe para los taxistas que ahora se defienden a estas acusaciones, indicando que todo reside en un fallo en la configuración informática de las nuevas tarifas, que son fijadas por una Comisión de Precios de la Comunidad de Madrid. Un error que permite cobrar de más a los taxistas que no actúen de buena fe aunque se traten de casos puntuales.

Un fallo o trampa que ha sido destapado no sólo por el vídeo sino también por las continuas quejas de algunos usuarios que incluso en los casos más extremos han terminado bajándose repentinamente del vehículo negándose a pagar la cantidad que fijaba el taxímetro. Acontecimientos que ponen más en entredicho una tarifa que desde su puesta en marcha ha contado con una fuerte oposición y de la que están empezando a surgir las primeras trampas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×