Los agentes defienden las multas de tráfico por besarse al volante

Una multa de tráfico rodeada de polémica y con tintes recaudatorios, ha sido durante estos días protagonista de los medios y de las críticas al considerarse un nuevo ejemplo de recaudación. Ante esto, los agentes defienden la sanción y la justifican equiparándola a otras distracciones al volante.

La asociación Pro Guardia Civil ha echado un cable a sus compañeros en la defensa de la multa que la pasada semana se impuso a una conductora en la localidad de O Carballiño por recibir un beso en la mejilla mientras conducía. La sanción de 80 euros pronto salió a la luz en los medios y se convirtió en todo un fenómeno que ponía en cuestión el excesivo rigor de los agentes a la hora de poner multas de tráfico por cualquier motivo.

La asociación ha elaborado un vídeo en donde aparecen los recortes y alusiones que se ha hecho de esta noticia en los medios acompañándola de un texto “Estas noticias te pueden resultar graciosas y que te hagan pensar que estamos para recaudar”, para después pasar a la imagen de unos jóvenes distraídos en un vehículo con la indicación de que “no dejaremos que te cambie la vida por un beso”.

Un rigor que pone en cuestión la multa

Un mensaje en donde comparan el beso en la mejilla causante de la famosa infracción y multa como comer o mirar el móvil al volante, para desligar toda duda o sombra recaudatoria de esta acción. La sanción fue remitida por un agente de la Guardia Civil a la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT) sin implicar retirada de puntos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×