Los errores que cometen los radares móviles

Considerar que la información que desvela un radar de velocidad es algo así como ‘Palabra Divina’, es el primer fallo en el que incurren los conductores. Se trata de una máquina que puede portar errores, manejada por una persona, que también llegados a un momento dado, puede cometerlos. Una conclusión que ha sido apoyada con un informe que recoge los principales errores de estos radares.

El primer problema reside en equiparar los radares móviles con los fijos. Existiendo un protocolo de verificaciones  que por sus características resulta distinto. Los cinemómetros móviles exigen un protocolo muy concreto de funcionamiento. La principal diferencia entre ambos dispositivos de control es que un radar fijo está calibrado con un control preciso y riguroso llevado a cabo por el Centro Español de Metrología y en el caso de los radares móviles, esta responsabilidad depende del agente.

Entrando el factor humano en juego, numerosos son los ejemplos en los que el conductor tiene que tener especial cuidado de cara a plantear con éxito un recurso. El hecho de no firmar el parte, que el agente no estuviera cualificado o fuera solvente para realizar la medición, son cuestiones que no podemos perder de vista.

Mediciones incorrectas habituales

Si a esto le sumamos que estos radares móviles exigen un protocolo muy concreto para que la medición sea efectiva, que implica que la orientación tiene que lograr que el ángulo del haz de rayos emitido por la antena sea de 22º con respecto a la dirección del vehículo medido, sin dejar atrás otras puntualizaciones que afectan a la posición y altura del haz de estos rayos.

La medición incorrecta puede dar lugar a multas de tráfico con o sin pérdida de puntos y en los casos más extremos terminar convirtiéndose en delito frente al que los conductores asumen el pago, sin llegar a cuestionarse si es fiable o no esa información. Por todo ello, desde Pyramid Consulting abogamos por la defensa e investigación, para que la anestesia o estrategia de marketing de la reducción por pronto pago, no nos convierta siempre en víctimas de la recaudación.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×