Su función tiene por objetivo detectar el flujo de tráfico así como anotar la velocidad a la que transitan los vehículos, sin embargo la presencia de cámaras en los puntos donde estas señales viales se localizan han levantado todo tipo de sospechas entre los conductores que ven en este sistema un nuevo tipo de radar.

Desde el pasado verano, muchos puntos de las carreteras españolas contaban con una nueva marca que respondía a unos sensores para detectar el flujo de tráfico de las vías y la velocidad a la que transitaban los vehículos para hacer una media de la velocidad. Sin embargo la instalación también de cámaras en las inmediaciones ha generado sospechas entre los ciudadanos que ven este sistema como un nuevo radar encubierto.

Este sensor de forma cuadrada que se encuentra en el propio pavimento se distribuye en grupos de seis. Es fácil de localizar y su intención originaria se ha visto empañada por la presencia de las cámaras que han generado un miedo y polémica en la sociedad, obligando a intervenir a la propia Dirección General de Tráfico (DGT).

Desde fuentes de Tráfico no han dudado en intervenir y desmentir estas sospechas que estaban generando miedo y escándalo. En su explicación han apuntado a que su ubicación encima de los sensores no tiene el cometido de sancionar a los conductores, insistiendo en que el objetivo se basa únicamente “en medir el flujo de tráfico”. Para conocer más acerca de estos sensores dejamos este vídeo que ha elaborado El Confidencial.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×