Los riesgos de intentar quemar un radar de velocidad

El miedo a perder el carnet el conducir hace verdaderos estragos en las cabezas de muchos conductores. Por ello sabiendo que han infringido las normas y decididos a intentar escaparse sorteando multas y otras consecuencias mayores, pasan por su cabeza ideas tan drásticas y locas como llegar a prender fuego al radar de velocidad que materializó la infracción. Las consecuencias para este tipo de casos son de esperar…

Los radares de velocidad son un problema para los conductores y un instrumento muy poderoso de cara a la recaudación. Sus consecuencias son temidas hasta tal punto que algunos conductores a la desesperada intentan por todos los medios borrar las pruebas para que no quede constancia alguna de la infracción. Ejemplo tan sorprendente como real protagonizado por un conductor inglés, que se ha ganado el título de ‘conductor más tonto de Reino Unido’.

La acción que le ha valido este calificativo a Adrian Smith no es para menos, dado que este portero de discoteca intentó prender fuego a la cámara de un radar después de ser fotografiado por un exceso de velocidad en la A-57 cerca del Puente de Dunham, en Lincolnshire. Una medida muy a la desesperada debido a que este conductor temía que las autoridades le retirasen el permiso de conducir al ser la segunda vez y bastante seguida que un radar le capturaba en un exceso de velocidad.

Dos delitos por no ser multado

Su intento fallido de prender fuego al radar, no quedó en saco roto y tras una minuciosa investigación la policía dio con el hombre que resultaba tener un sótano repleto de plantas de marihuana y que junto con la acción de intentar quemar el dispositivo de control le enviaban directo a la cárcel por dos delitos, cuando de manera contraria hubiera perdido unos puntos del carnet por su exceso de velocidad captado por el radar.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×