Todos los detalles cuentan en la capital de cara a las Olimpiadas de 2020. En septiembre se decidirá si Madrid acoge los Juegos y cualquier fallo de imagen puede ser fatal. Por ello, ahora las exigencias llegan a los taxistas para que cuiden la limpieza de sus vehículos, llegando a sobrevolar multas si no se tienen en cuenta las condiciones óptimas.

El hecho de subir a un taxi y que pueda haber papeles por el suelo u olores de tabaco o desagradables, pueden ser motivos suficientes para que los taxistas de la capital además de sentir vergüenza, puedan ser multados al no cumplir con la higiene necesaria para un transporte público. Un aspecto que además de poderles salir especialmente caro, daña la imagen del colectivo que por lo general respeta las principales normas de higiene.

Esta cuestión que puede parecer secundaria al contar con el problema creciente en su sector del intrusismo, no debe caer en saco roto, debido a que desde asociaciones mayoritarias del taxi, se ha pedido un especial control en este aspecto higiénico para que se pueda ofrecer un buen servicio al cliente y más aún estando pendiente la elección de lugar para las Olimpiadas.

Un control que cobra especial importancia durante el verano para que también estos profesionales del transporte, además de tener sus taxis limpios, cumplan con los requisitos necesarios en lo que a vestimenta se refiera. Esto implicaría no conducir con chanclas, sandalias abiertas o incluso en bikini, al ser peligroso para la conducción lo que podría suponer multas de hasta 250 euros.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×