Los planes que tiene el Ayuntamiento de Madrid no son nada optimistas para los conductores en 2014, debido a que se penalizará con más dureza los malos aparcamientos, teniendo como referente la grúa que hará más constantes sus salidas por las calles en busca de posibles infractores y con ello de penalizaciones.

Con la máxima por bandera de que la movilidad en la ciudad tiene que ser un hecho y los malos aparcamientos son una de las principales causas del caos y tráfico en ciudad, el Ayuntamiento de Madrid se ha puesto como deberes que esto se deje de ver en las calles para el próximo 2014 a golpe de sustos y talonario. Para ello, utilizará sus dos grandes bazas y armas: el incremento de las multas de tráfico y el servicio de grúa que se ha fijado como meta la retirada de 26.000 vehículos mediante la grúa durante el próximo año, frente a los 21.000 que esperaba arrastrar durante el ejercicio actual.

De esta forma se incrementará la recaudación a partir de este factor aunque no por ello aumentarán las tasas que se cobran a los conductores infractores por llevar mediante la grúa a los vehículos al depósito. Si se genera más dinero se deberá a que esta grúa controlará más minuciosamente las calles, vigilando muy especialmente para su actuación a aquellos vehículos que estén aparcados en doble fila, en vados, sobre pasos de peatones o en cualquier lugar que esté señalizada expresamente su prohibición.

Una amenaza que por supuesto ha surtido efecto en los conductores que ven en esta medida una nueva excusa como interés recaudatorio al dar prioridad absoluta a que la grúa actúe con más continuidad por las calles cuando de manera coincidente y justamente se ha reducido la densidad de circulación en Madrid en un 2,5% en este último año, precisamente por la crisis y la dificultad de estacionamientos en la calle. Motivo que levanta las sospechas entre conductores de que esta medida está más destinada a ser un instrumento más de recaudación que una buena baza para regular el tráfico en ciudad.

En cualquier caso y teniendo en cuenta que la presencia de la grúa se hará más continua por las calles, es conveniente recordar las tasas que se han venido utilizando en 2013 dado que serán las mismas para el siguiente año y que implican el traslado del turismo, 147,55 euros a lo que hay que sumar 1,85 euros por cada hora que el coche pase en el depósito municipal  y que en el caso de las motos es de 60,40 euros el traslado y 0,85 euros por hora de estancia. Un gasto que no queda ahí, debido a que se tiene que sumar la pertinente multa por osbtaculizar el paso que nunca es inferior a 200 euros. Suficientes motivos para obligarnos a aparcar bien en la calle.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×