La Dirección General de Tráfico, (DGT) ha llevado a cabo recientemente una campaña de vigilancia y respeto de los semáforos y tras el periodo de evaluación y control dispuesto, del 22 al 28 de octubre, salen ahora los resultados que siguen arrojando malos datos acerca del cumplimiento de esta normativa. En total, más de 3.400 multas se impusieron a conductores por saltarse un semáforo en rojo, sólo en lo que ha sido este mes de octubre.

Esta infracción que resulta ser la segunda más cometida en el entorno urbano y la principal causa de atropellos a peatones, es una acción grave que acarrea una multa de 200 euros y la pérdida de 4 puntos del carnet de conducir. Sin embargo pese a la gravedad del asunto, según este último control dispuesto por Tráfico, más de 3.400 multas fueron a parar a conductores que no respetaron la iluminación de los semáforos.

Del mismo modo y causando si sabe más sorpresa, también hubo durante esta campaña multas para los peatones. En concreto, 10 personas, que durante el periodo en el que las autoridades efectuaron máximo control de los semáforos, cruzaron impunemente la calzada ignorando la indicación en rojo de estas señales. Estos no perdieron puntos pero se llevaron para su casa una buena multa de 200 euros por desobedecer la ley.

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×