Hace como un mes aproximadamente, la ciudad malagueña de Mijas tomaba una medida tan amada como odiada entre la gente del pueblo: el centro de la ciudad quedaba cerrado al tráfico. Bueno, los residentes sí tienen permitido circular, pero los turistas y la gente que viva fuera de esa zona no podrá.

El objetivo es convertir el centro en una zona más segura, casi 100% peatonal. Pero, como no podía ser de otra forma, las voces críticas poco han tardado en salir a la luz. Sobre todo por parte de comerciantes, que aseguran haber visto cómo han descendido sus ventas e ingresos después de prohibir a los turistas circular con sus coches por la zona.

Dicen que mucha gente se da la vuelta al comprobar que el único sitio que el Consistorio ha habilitado para dejar el coche es un parking de pago, lo que afecta directamente a la economía de la ciudad. Además, ya más de uno se ha llevado una buena sorpresa al encontrarse con una multa de hasta 300 euros por aparcar el coche en el casco histórico.

Veremos si se vuelve a abrir la circulación o si los residentes de Mijas acaban por acostumbrarse a tener restringido el tráfico en el centro de su ciudad.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×