Una acción difícil de disimular al tratarse no precisamente de una carga pequeña, que ha descubierto como este conductor ni contaba con autorización para el transporte de mercancías, ni llevaba a bordo el tacógrafo para medir los tiempos de conducción.

La mejor forma de llamar la atención y levantar sospechas, la ha tenido en su mano un conductor vecino de Denia que transportaba una jiraba desde los Países Bajos en su vehículo ligero con destino, Tabernas, Almería. Un trayecto demasiado largo y arriesgado si se tiene en cuenta que el animal en cuestión era de grandes dimensiones y que el conductor no contaba con la autorización obligada para este tipo de transporte.

Una acción que le ha valido al conductor la elevada multa de 6.100 euros, a la que hay que sumar que tampoco su vehículo ligero, en concreto un furgón con remolque, cumplía los límites máximos de masa autorizados, más de 3.500 kilogramos y que tampoco portaba el aparato tacógrafo con el que se miden los periodos de conducción, así como las paradas obligatorias que todo transportista debe registrar en sus trayectos.

Con todo esto en su contra, se enfrenta ahora a pagar un total de 6.100 euros de sanción que ha ratificado la propia Junta de Andalucía, para que esta acción no pase desapercibida y esta escena más propia de película que de la realidad no se vuelva a repetir para la seguridad en nuestras carreteras.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×