Si lo que quería el colectivo ciclista eran más atenciones, desde luego que últimamente todas se centran en ellos pero de modo restrictivo. Las multas de tráfico se han proliferado con los más variopintos motivos y ahora se pagará también caro en Pamplona superar los 10 km/h en el Parque Fluvial del Arga.

Esta medida que está en periodo de exposición pública y que podría entrar en vigor en enero, pretende proteger a los peatones del incremento de bicicletas en un espacio verde donde es muy habitual ver a familias y a niños jugando. Por ello, como medida dolorosa y lógicamente para intentar una buena convivencia entre todos, las bicicletas tendrán que reducir mucho su velocidad para no llevarse a casa una elevada sanción económica.

Según lo que se prevé de cara a un futuro no muy lejano, el texto prohibirá que las bicicletas circulen a más de 10 kilómetros por hora, obligando además a los ciclistas a “guardar una distancia que garantice la seguridad de los peatones” aunque todavía no haya un método práctico de medir ni esa velocidad ni esa distancia que con multas no se dudará en castigar. El precio de éstas, variará en función de si estamos ante una infracción leve o grave oscilando entre los 60 y hasta 600 euros según los cambios de esta nueva ordenanza dentro de este parque en concreto.

Una medida que no ha resultado del todo popular entre los ciudadanos que consideran esta decisición como un motivo más para recaudar, que afecta a uno de los colectivos con el que menos deferencia se suele tener en las vías y que ahora se convierten en foco de multas de tráfico para llenar las arcas de la ciudad.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×