La capacidad del hombre por superarse y por intentar lograr retos es incuestionable, aunque a veces sean poco o nada productivos, más fruto de la estupidez que de lograr un cometido lógico. Esto sería la mejor introducción para explicar el caso de dos motoristas que tendrán que hacer frente a 15.000 euros en multas de tráfico por 21 infracciones en un solo día.

Esto responde a que los dos conductores de 26 y 29 años de Quebec, Canadá, motivados tal vez por cierto grado de exhibicionismo, llevaban una cámara integrada en su casco en donde estaban grabando todas las acciones que cometían en la carretera para después, posiblemente colgar en la web. Sin embargo sus planes se vieron truncados cuando fueron en una de sus múltiples  y peligrosas ‘hazañas’ interceptados por la Policía.

En un principio lo que los agentes vieron y por lo que se les dio el alto en el camino, fue por su conducción temeraria, pero tras la detención uno de ellos intentó ocultar la cámara y levantó todas las sospechas que terminaron en un final bastante negro para los dos motoristas. Tras la visualización de lo recogido, atónitos contemplaron los agentes como en un solo día y casi sin despeinarse habían cometido hasta 21 infracciones en las carreteras además de circular a una velocidad de entre 150 y 200 km/h. Un auténtico atentado contra la seguridad vial.

Esto les ha ocasionado enfrentarse a cargos criminales, suspensión del permiso de conducir durante un año, además de hacer frente al pago total entre los dos, de 15.000 euros en multas por bastante grado de inmadurez y de lograr unos minutos de risas y gloria en Internet.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×