La Policía Local de Granada está cansada de las presiones que dicen sufrir por parte del Consistorio para que aumenten las multas de tráfico. Este tema polémico que se intuía y que se destapó hace unos meses por las declaraciones de unos Policías, continúa vigente al ser los propios Agentes los que se rebelan ante el papel que han asumido de improvisados recaudadores.

En un acto de protesta sin precedentes, la Policía Local de Granada manifestó que las multas de tráfico serán el último recurso para los ciudadanos dado que no piensan permitir que sean los granadinos quienes paguen y carguen con los problemas económicos del Ayuntamiento. De esta manera dignificaban su profesión y rechazaban por completo el papel que se les ha asignado de recaudadores de impuestos.

No están por la labor de ceder a esas “presiones” ni de aumentar el número de multas para lograr alcanzar las cantidades presupuestadas. “Haremos uso de apercibimientos todo lo que podamos, de forma que las multas sean el último recurso“, tal como destacó Francisco Ramírez, portavoz de los sindicatos independientes de la Policía Local en la concentración.

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×