La falta de conocimiento y principalmente el exceso de minuciosidad que roza la histeria en el tema de las multas de tráfico, nos ofrece un nuevo episodio que vemos como increíble y curioso, aunque realmente es a todas luces otro caso de afán recaudatorio.

El motivo esta vez que nos trae una multa de tráfico sorprendente, es simplemente un giro de cabeza. Esta es la razón por la que un un conductor se ha visto inmerso en plena sanción al considerar la Policía Local, que este vecino de Vilagarcía había girado más de 45 grados el cuello cuando conducía su vehículo. El resultado: una multa de 100 euros y ni siquiera el detalle de pararle a tiempo para indicarle que cometía una infracción.

Entre atónito e impotente es la sensación que desde hace días siente este vilagarciano cada vez que recuerda el episodio que le ha costado una multa de tráfico que considera de todos modos como “injusta”. En su mente no recuerda que en ningún momento hiciese el citado giro de cuello, que le ha valido la infracción por no conducir prestando la correcta atención a la vía.

La medición por parte de los agentes

Sin embargo lo que más enfada a este conductor es que considera que la Policía en su caso está teniendo un llamativo interés recaudador, debido a que cree con bastante firmeza que los agentes no tienen la capacidad para calibrar exactamente a ojo, los grados de giro de cuello del conductor. Una  acción que resulta bastante intransigente aunque cuente con preceptos en la Ley de Seguridad Vial si se atiende al punto que hace referencia a las distracciones en carretera.

Un episodio que ha desatado polémicas y que este conductor no piensa silenciar, al sentir que se utilizan las normas arbitrariamente y los indicios sin ningún rigor para posiblemente generar dinero a costa del bolsillo del ciudadano.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×